miércoles, 4 de enero de 2012

ACEPTARNOS Y RESPETARNOS A NOSOTROS MISMOS PARA CRECER Y MEJORAR

Jerez de la Frontera
Aceptarnos tal  y como somos, y en todos los aspectos de nuestra personalidad, es un requisito para una mente sana. Al aceptarnos a nosotros mismos tomamos la decisión de aceptar también la responsabilidad de nuestros actos y afirmamos nuestra condición de seres libres y autónomos capaces de comprometerse con los demás y consigo mismos.Aceptarnos nos obliga también a respetarnos y a respetar igualmente a los demás. Pero esta aceptación no debe impedir cambio, sino potenciarlo: aceptarnos y respetarnos de una forma positiva nos proyecta hacia el futuro como seres capaces de vivir la vida como un reto, como un proceso continúo de aprendizaje que nos permite cambiar, en la medida de nuestras posibilidades, sin renunciar a ser lo que somos.
San Francisco de Asis decía: "Que Dios me de fuerzas para cambiar lo que puedo cambiar, resignación para aceptar lo que no puedo cambiar y capacidad para distinguir entre ambas cosas", una perfecta síntesis de lo que supone la autoaceptación y el autorespeto de una manera activa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada